YIN YANG GATO

24.90 

Colgante de plata con cadena de plata estilo veneciana de 40 cm.

Dimensiones colgante: Ø18 mm

Todos nuestros productos se entregan con caja regalo.

SKU: 1.3173 Categorías: , , , ,

Descripción

Colgante Yin Yang Gato de plata con cadena de plata de estilo veneciana de 40 cm.

Simbología del gato

Si a cualquiera de nosotros se nos preguntara cuales son los animales domésticos más comunes, sin duda, responderíamos que el perro y el gato. Pero … ¿y el gato? ¿Como es que ha llegado a ser un animal de compañía tan habitual? Hemos de ir a buscar el origen de la amistad entre el hombre y el gato en esas tierras, cuna de toda magia y espiritualidad, que constituyan el antiguo Egipto. Allí el gato estaba divinizado en la figura de la diosa Bastet, protectora del hogar. Porque eso, precisamente eso es lo que hacen los gatos: protegen. En concreto podríamos decir, los gatos lo hacen a un nivel más sutil, mas etérico, más interno si se prefiere verlo así. O dicho de otra manera los gatos son capaces de defendernos de las influencias no físicas que a nuestro alrededor podrían herirnos; nos defienden de la negatividad.
La razón por la que los gatos se asocian con la magia, la brujería y conocimientos similares es por que el mago maneja unas energías sutiles que de no estar convenientemente protegido podrían dañarle a él, por eso precisa de un gato que “recicle” las malas energías con las que el mago trabaja .No se trata que el animal las absorbe como científicamente podría pensarse, sino que la presencia del felino impide que esa negatividad haga daño, es como si la diluyera.
En resumen: el gato protege de la negatividad.
Veamos más cosillas del gato. Mientras que el perro es un Ser Yang, el gato es un Ser Yin, por la tanto es el principio femenino por excelencia. El gato permite la entrada al mundo desconocido, a la espiritualidad, a todo lo oculto y su curiosidad innata refleja la curiosidad innata de todos los hombres por esos temas, aun cuando formalmente se niegue. Aquellas personas a las que no les gustan los gatos en realidad tienen un profundo temor a todo el mundo sutil que se esconde tras la materia y que sabemos que existe.
Si el perro enseña al hombre por activa (Yang) , enseña el “te quiero”, el gato lo enseña por pasiva (Yin), enseña el “quiéreme”. De manera que el reflejo y ejemplo de Amor que nos dan los animales domésticos queda completo, pues no puede quererse sin ser querido ni viceversa.
Aparte de las cuestiones protectoras, cualquiera que tenga o haya tenido un gato sabe que la ternura de oir sus ronroneos, mientras se le acaricia su pelaje, trae una paz y una tranquilidad que pocos actos humanos pueden dar.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “YIN YANG GATO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *